Galería fotográfica de Zamora

Rebojo Zamorano
Ubicación

Zamora - Zamora

- Rebojo Zamorano -

De origen muy antiguo, posiblemente se remonta a la época medieval, pero no hay documentos que acrediten esta teoría. Sus ingredientes son muy básicos y eso podría corroborar la hipótesis de su procedencia.

La receta ha pasado de generación en generación en las cocinas zamoranas hasta llegar a nuestros días. Hoy pueden comprarse elaborados y embolsados en numerosos comercios de la ciudad, pero aún se siguen cocinando de forma artesanal en muchos hornos caseros. Esos son los mejores sin duda.

Ingredientes
  • - 330 gr de Harina
  • - 6 Huevos
  • - 5 gr de Levadura royal
  • - 330 gr de Azúcar
  • - Mantequilla
  • - Ralladura de media naranja, medio limón o anís en grano (opcional)


Preparación

1. Lo primero que haremos será tamizar la harina con la levadura muy bien para que no se hagan grumos. Encendemos en horno con la función arriba y abajo a 180 ºC para que vaya calentándose.

2. Ahora vamos batiendo los huevos con el azúcar. Una vez los tengas todos en un bol los batimos y vamos añadiendo el azúcar hasta conseguir una textura homogénea y blanquecina. Puedes usar si quieres una batidora de varillas, pero no te pases con la velocidad. Si quieres darle algo más de sabor este es el momento. Puedes usar ralladura de limón o naranja. También los hacen con semillas de anís. Es al gusto.

3. Lo siguiente es ir añadiendo poco a poco la harina con levadura tamizadas. Mientras lo hacemos vamos removiendo bien para que no aparezcan grumos. Tenemos que conseguir una masa limpia y brillante.

4. Para que sean Rebojos Zamoranos auténticos necesitaríamos los típicos recipientes ovalados para hornearlos. La forma como ya he comentado es ovalada con el dibujo en las paredes típico del papel de magdalenas (con pliegues). Eso le confiere a los Rebojos su diseño tan particular. A falta de esos moldes, podemos usar cualquiera. Untamos de mantequilla los moldes para que no se peguen y los rellenamos un poco más de la mitad. Los dejamos en el horno durante 20 minutos. Tenemos que asegurarnos de que la parte superior ha quedado un poco más dorada y agrietada que la parte central. Pasado ese tiempo procedemos como haríamos con un bizcocho. Dejamos enfriar y luego los sacamos del molde.



Compartir
Compartir
De interés